Adolescentes envían fotos de sí mismos desnudos

Cuando otros adolescentes les han pedido que les envíen fotos desnudos a través de teléfonos móviles, práctica conocida como “sexting”, muchos jóvenes se muestran molestos e irritados, pero aún así se involucran en este peligroso juego.

En el nuevo estudio, realizado en Texas, Estados Unidos, los sujetos tenían edades de entre 14 y 19 años, y casi 30% de los jóvenes ha hecho “sexting” con otras personas. Aquellos se realizaban esta práctica reportaron también ser más activos sexualmente.

Para la investigación, publicada en el sitio LiveScience.com, se entrevistaron a adolescentes de siete preparatorias de Texas, y tres de cada 10 alumnos aceptaron haber enviado fotos de ellos desnudos a través de dispositivos móviles; casi 60% de ellos dijo que otra persona les ha pedido compartir este tipo de imágenes.

“Parece que el ‘sexting’ en un moderno juego entre jóvenes. Sin embargo, nos dimos cuenta que a la mayoría de los adolescentes les molesta cuando les piden enviar una fotografía de ellos desnudos”, señala Jeff Temple, profesor de la Universidad de Texas y autor del estudio.

Las mujeres entrevistadas consideraron la práctica del “sexting” como una actividad sexual demasiado riesgosa, incluso comparable a usar drogas o beber alcohol antes del sexo o tener muchos compañeros sexuales.

Sin embargo, esta práctica es vista de manera positiva por los varones, quienes consideran que una chica que envía fotos de sí misma desnuda puede estar abierta a un tipo de prácticas más riesgosas.

La Palabra de Dios es bien clara en relación a este tema:

Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios. Hebreos 13:4

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 1 Coríntios 6:19

Obviamente muchas personas que llegaron a la presencia de Dios después de una vida conturbada, llena de relaciones frustradas, pero el Señor perdona a aquellos que no tienen conocimiento del pecado. Y usted, ¿sabe lo que está haciendo?