Lugares de la Biblia – Capernaúm

Capernaúm (“Aldea de Naum” en griego y hebreo, pero sin conexión aparente con el profeta del mismo nombre) era una importante ciudad en el margen norte del Mar de Galilea. Conocida hoy como la “Ciudad de Jesús”, obtuvo su nombre por haber sido cobijo del Mesías durante varios años, además Jesús realizó alguno de sus más importantes milagros, en este territorio.

Era un lugar con un flujo muy grande de viajantes, lo que incrementaba el comercio local y garantizaba la presencia de miles de personas. Cafarnaúm se ubicaba al lado de la Vía Maris, una importante ruta comercial que unía Egipto a Siria y al Líbano.

Otro famoso habitante bíblico de la ciudad, fue Pedro, el “apóstol pescador” de Jesús, cuya casa se volvió un lugar de oración y una de las primeras iglesias cristianas del mundo. La estructura de su antigua casa es visitada hasta hoy. Sobre esa casa fue construido un gran y moderno templo octogonal, con piso de vidrio en el centro, a través del cual los turistas pueden ver las bases de la antigua vivienda del apóstol.

Aún existen las ruinas de la sinagoga en que Jesús predicó enseñando que Él es el Pan de la Vida (Juan 6:24-71), poco después de la distribución de los panes y los peces al margen del Mar de Galilea. Además de ese lugar, Cristo predicaba por donde quiera que pasara en la ciudad.

Bastante citada en Mateos y Lucas (Nuevo Testamento), Capernaúm fue el lugar donde se produjeron los milagros más sobresalientes de Jesús:

- La cura de la suegra de Pedro, que estaba en cama con fiebre, cuando Él y los apóstoles llegaron de viaje; (Mateo 8:14)

- La liberación de un hombre poseído cuando Jesús predicaba en una de las sinagogas locales;( Lucas 4:31)

- La cura de un paralítico y el perdón de todos sus pecados (Lucas 5:17)

- La cura del estimado siervo de un centurión, quién maravilló a Jesús con la fe que manifestó. Por esa fe, aun estando lejos, el siervo fue sanado por la orden del Mesías que ordenó que la enfermedad saliera; (Mateo 8:5)

- A la distancia, el Mesías le garantizó a un militar que su hijo, que estaba en su casa, en la ciudad de Capernaúm, estaba curado de una larga enfermedad que iba a matarlo en poco tiempo. El oficial volvió a la ciudad y supo que su hijo se levantó de la cama curado, exactamente en el momento en que Jesús lo dijera el día anterior. (Juan 4:46)

Tierra de los apóstoles

Según antiguos estudios, la ciudad estaba situada donde hoy está la Khan Minyeh. En el Siglo IV (4), peregrinos cristianos de diversas localidades visitaban Capernaúm, buscando la ciudad de Jesús.

No sólo Pedro fue disciplinado por Cristo en esa ciudad. Otros pescadores también pertenecían a Capernaúm y se hicieron apóstoles: André (hermano de Pedro) y los hermanos de Santiago y Juan. Mateo también era de Capernaúm, pero no era pescador profesional, sino fiscal de impuestos. Él dejó su profesión para seguir al Maestro.

Cristianos de todo el mundo se dirigen a esta localidad para conocer la casa de Pedro y las ruinas de la sinagoga donde Cristo predicara, además de pasar por otros puntos que fueron importantes escenarios de los hechos de Jesús.

Además de los sitios de importantísimo valor histórico-espiritual, los turistas eligen cruzar el Mar de Galilea en barco, al igual que lo hacía Jesús con sus discípulos. Hoy pueden navegar por las mismas aguas donde el Mesías calmó la tempestad y sobre las cuales caminó, como si estuviera en tierra firme.