Perdonar, un acto de fe

El Obispo Macedo alerta que quien no perdona está condenado a la muerte eterna

Durante el mensaje de fe, exhibido por la TV IURD para todo el mundo, a través de internet por el canal www.arcauniversal.com/tviurd, el obispo Macedo, junto con los obispos Romualdo Panceiro y Guaracy
Santos, hablaron que muchas personas no tienen la mínima idea de la importancia del perdón.

El obispo Macedo afirma que el tiempo no puede apagar el rencor, un resentimiento. Las escrituras nos enseñan en el Libro de Mateo 6:14-15. “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará
también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”

“Por lo tanto, perdonar es uno de los actos básicos de la fe cristiana. Usted tiene que perdonar si quiere ser salvo. No me estoy refiriendo solamente a la salvación eterna, las conquistas también van a depender del perdón”, dijo.

¿Cuántas veces debemos perdonar? Esta fue la pregunta que Pedro hizo a Jesús. “Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete” (Mateo 18:22).

“Quiere decir, indefinidamente. El perdón es de Dios, el rencor es del diablo. El perdón cura, libera, transforma, identifica algo divino. Aquel que guarda rencor, de hecho está conectado con el infierno” explicó.

“El rencor alimenta la ira, el odio y muchos mueren por causa de eso. El perdón es fruto de Dios, mientras que el rencor es fruto del infierno porque deja en tinieblas a las personas. Es duro y difícil, pero es necesario sacrificar. ¿De qué sirve colocar su todo en el altar, si tiene rencor? No sirve de nada participar de la vigilia, hacer ayuno, y mucho menos colocar una ropa roja. La falta de perdón neutraliza la oración. Ella no recibe nada de Dios”, exhorta.

El obispo llama la atención para un hecho muy importante: el que no perdona, no tiene salvación. “Es difícil pero no es imposible. El hecho es que la persona tiene que esforzarse. El Reino de Dios es tomado por esfuerzo. ¡Tenga el coraje para perdonar! Usted tiene coraje para ofrecer todo en el altar, pero no ofrece perdón al que le ofendió, entonces ud. mismo se condena”, exclamo.

El día del Perdón

El perdón libera, trae salud, vida y libra cualquier alma del infierno. No hay mal que resista al acto, pues viene de Dios. Por este motivo, el día 26 de junio, sucederá en todos los Cenáculos del Espíritu Santo el Domingo del Perdón.

Si usted no sabe cómo perdonar, acérquese a este encuentro de fe, para que Dios le ayude a tomar esa actitud. “Perdonar, es un acto de fe que hace mover la mano de Dios. Si usted perdonó a alguien que le hizo
daño, entonces Dios queda en la obligación de perdonarla y bendecirlo también. Medite en esto: Sin perdón, no hay salvación”, destaca el obispo Edir Macedo.